¿Cómo funciona un jurado popular en Perú?

El jurado popular se trata de una parte del sistema de justicia penal del Perú, el cual no es nada nuevo en la actualidad. Puesto que ahora es utilizado en muchos países como España, México, Alemania, Canadá, Estados Unidos y muchos otros países de todo el mundo.

Sobre el Juez y el Jurado

La participación de los ciudadanos en la administración de Justicia es una parte del mecanismo judicial la cual se hace uso en los delitos marcados en la ley. Como pueden ser los homicidios, amenazas, allanamiento de morada, cohecho o malversación de caudales público, delitos contra la salud pública, entre otros.

Se debe tener en cuenta que el jurado debe estar formado por nueve ciudadanos, los cual estarán bajo la dirección técnica de un juez profesional. Quien se encargará de fijar el objeto del veredicto de jurado y en caso darle instrucciones que sean oportunas respecto a la posición que tendrán dentro del juzgado. De la misma manera, será el encargado de darle a conocer las reglas que van a regir el proceso de deliberación, votación y la forma que reflejará el veredicto. Sin embargo, el juez no debe influir sobre el veredicto final.

Cómo funciona para ser parte del jurado popular

Cualquiera puede postularse para formar parte de un jurado, pero no cualquiera puede ser aceptado como jurado para un caso. Esto debido a que deben de cumplir con diferentes requisitos. Uno de los primeros es que se tiene que ser ciudadano peruano, ningún individuo en calidad de extranjero podrá aspirar a este puesto. Otro requisito es que se debe contar con la mayoría de edad, ningún menor de edad podrá aspirar a este puesto, aun cuando cuente con la aprobación de los padres. Un requisito más es que en el pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos puedan y sepan leer y escribir.

Los que quieran formar parte del jurado popular deberán ser vecinos de alguno de los municipios donde se cometió el delito, tampoco debe existir un impedimento físico, psíquico ni sensorial que impida realizar sus funciones como parte del jurado popular. Otro de los puntos a tener en cuenta es que no debe incurrir en ninguno de los supuestos de incapacidad para ser jurado, esto quiere decir que no deben haber tenido un proceso condenatorio por delito doloso, tampoco rehabilitación, procesados o acusados.

Tampoco podrán ser elegidos como parte del jurado aquellos que hayan acordado apertura de juicio oral, quienes estén en detención, prisión provisional o cumpliendo pena por delito o suspendidos en un procedimiento penal, en su empleo o cargo público. Es decir, que todos deberán tener con un historial penal limpio. Es uno de los requisitos más estrictos para ser parte del jurado.

No es la única limitante, también las incompatibilidades son tomadas en cuanta para poder definir si son aptos para poder ser parte del jurado popular. Una de ellas es que no pueden desempeñar ciertos cargos públicos o profesiones. Para esto cabe mencionar que no se deben tener conocimientos ni titulación en Derecho, por lo que esto les daría una cierta ventaja sobre el resto del jurado.  Sin embargo, esto no quiere decir que estén excluidos totalmente siempre y cuando no desempeñen determinadas profesiones jurídicas. Debido a que esto habré la posibilidad de que exista un conflicto de intereses.

De la misma manera, para formar parte del jurado queda prohibido que alguno de los miembros del jurado tenga vinculación con la causa o acusado. Esto también los priva de la posibilidad de ser parte del jurado. Debido al conflicto de intereses que podría suscitarse.

También la ley tiene algunas excusas para la elección del jurado popular, como es que no deben ser mayores de sesenta y cinco años. Tampoco que hayan sido en jurados anteriores a cuatro años y que no tengan trastorno para asumir las cargas familiares, residir en el extranjero o ser militar profesional destinado fuera o cualquier otra que sea causal para no desempeñar adecuadamente las funciones de jurado.

La función principal del jurado es emitir un veredicto al final del juicio. El cual va a responder a las diez preguntas del juez presidente del tribunal sobre los hechos alegados por ambas partes, la participación del acusado en los hechos y su culpabilidad. Con siete votos se declaran probados y con cinco si son favorables, después se vota para decidir su es culpable o inocente.

tE LLAMAMOS

En menos de 24 horas